Historia

EL RUGBY EN GRADO

El PILIER RUGBY CLUB DE GRADO nació a finales de los años ochenta de la mano de Benjamín López y una serie de jóvenes de Grado.

Los inicios fueron muy duros: los únicos que habían jugado era Benjamín López (primer entrenador del  club) y José Luis Lorenzo Bobes (veterano jugador del PILIER y actual presidente). El  resto eran gente del pueblo que lo único que sabían era que el balón no era redondo.

Sin terreno de juego, sin camisetas, los primeros años parecían que  aquello se iba a morir casi sin haber arrancado. Pero milagrosamente, el equipo salió adelante de la mano de mucha gente que dejaron lágrimas y sudor, desde el trabajo para disponer de un campo hasta la consolidación de un deporte poco conocido.

Sería injusto no enumerar al primer presidente de este club MANUEL ANGEL (Manolón) y aquellos jugadores que consiguieron arrancar este proyecto que sigue adelante. Me faltarían páginas para nombrar a todos. Pero se les recordará como los verdaderos propulsores de este  PILIER RUGBY CLUB.

 

Aunque en estos momentos no se dispone de categorías inferiores. Sería en estas concretamente en cadetes, donde llegarían los mayores éxitos del Pilier.

Sería en el año 1992 donde los cadetes conseguían el Campeonato de Asturias y el puesto 8º en el posterior campeonato de España en Elche.

Nuevamente en 1994 los cadetes se proclamaban campeones de Asturias y en esta ocasión ocuparían el tercer puesto en el Campeonato de España concretamente en Madrid.

En estos momentos no se cuenta con equipos base. Hay que pensar que en esta localidad con apenas 10000 habitantes y todos los deportes por haber, es muy complicado conseguir categorías. Pero  se está  trabajando con la idea de poder contar con alguna  la próxima temporada.

De este club hay que destacar a dos jugadores que militaron en el equipo del PILIER  y que fueron años internacionales absolutos.

Son Carlos Souto y su hermano Sergio Souto, jugadores que militaron en los equipos más potentes del rugby nacional.

Una familia muy rugbística,  por que otros dos hermanos formaron parte del equipo de grado.

Julio Souto fue entrenador del equipo durante unos años en el que el PILIER  alcanzo sus años más exitosos.

 

Pero  si hay un éxito muy importante en este club,  es el poder  presentar un equipo temporada tras temporada y poder disfrutar de este deporte después de la falta de campo e instalaciones durante muchos años.

 

Presidentes y compañeros como Benjamín, Ludi (primer delegada en el rugby nacional),  Manolo, Ricardo, Pablo, Abel, Bobes, Jos y Pablote, Zahonero etc, hicieron posible que  este club sea una realidad hoy día en el rugby asturiano. Algunas de estas personas siguen trabajando por este escudo.

Muchos fueron los jugadores que portaron esta mosca en sus camisetas.

 

 

La siguiente foto pertenece a la plantilla 2002/2003. Sin duda la plantilla senior de más éxitos con dos subcampeonatos de Asturias.

 

A pesar de no ser un equipo puntero en el Principado, el PILIER goza de una gran admiración entre todos los aficionados al rugby, y son muchos los jugadores que pertenecen a otros clubs que vienen a incorporarse al equipo moscón.

Gracias a estos jugadores se llevan varias temporadas sin los apuros en cuanto a plantilla.

Concretamente esta temporada se contó con 32 fichas de jugadores, tres entrenadores y tres delegados.

Existe una directiva que está trabajando con mucha ilusión temporada tras temporada para que el Pilier sea una realidad y alcance el respeto de los distintos clubes por su lucha y constancia en la difusión del rugby en esta localidad.

Pero si hay un éxito de este club  y que estos últimos años  traspasa el ámbito provincial en cuanto a importancia es el SEVEN VILLA DE GRADO que cumplirá las 25 ediciones,   esta temporada.

Torneo que año tras año organiza el PILIER RUGBY CLUB  en Semana Santa y que en la anterior edición fue un total éxito.

58 equipos se dieron cita en Grado, un total de 140 partidos, 1200 personas que recorrieron las calles de esta villa.

Son muchos los equipos de toda la geografía nacional que acuden a este evento lúdico-festivo año tras año y que supone una fuerte inyección económica para esta villa en estas fechas.

Catalogado como uno de los más importantes a nivel nacional  en categoría amateur, se está trabajando para que este año adquiera ámbito internacional.

 

José Luis Lorenzo Bobes.

Presidente del PILIER RUGBY CLUB